Muadib: el desafiante ‘crucero’ del desierto

Muadib
Muadib. Crédito de la imagen: Imaginactive.

Desde Imaginactive, el reconocido emprendedor visionario quebequense, Charles Bombadier, junto a una comunidad de creativos, diseñadores industriales y empresarios apasionados por la invención y el hallazgo de nuevas tecnologías, nos sigue sorprendiendo con nuevos diseños y prototipos de vehículos propios de un futuro que, quizás, no sea tan lejano.

Explorador de áreas desérticas

En esta ocasión, nos ocuparemos del Muadib, un peculiar vehículo de transporte concebido para hacer travesías por desiertos y grandes extensiones de tierra.

El medio de transporte podría ser usado por operadores del sector turístico en áreas desérticas.  De acuerdo a palabras de Charles Bombardier, los pasajeros podrán vivir en este “crucero” especial durante varios días y disfrutar cómodamente del sol, sin dejar de protegerse de las difíciles condiciones reinantes.

El Muadib debe su nombre a una especie de ratón del desierto llamado Muad’Dib, mencionado en la obra literaria Duna, del autor estadounidense Frank Herbert. En opinión del fundador de Imaginactive, “existen cientos de entornos espectaculares, incluyendo desiertos y tierras secas, que los humanos no pueden realmente admirar porque las condiciones son demasiado inhóspitas”. El crucero sería capaz de explorar amplias áreas. 

Principales características operativas 

De acuerdo a información proporcionada por la fuente consultada, el Muadib se movería con la tracción de cuatro orugas, capaces de adaptarse a los constantes cambios de las arenas del desierto. Al respecto, se deja bien claro que éstas serán lo suficientemente grandes como para soportar el peso del Muadib sin que éste se hunda en la arena. Su casco será resistente a la arena y podría estar equipado con paneles solares para alimentar la red eléctrica del vehículo.

Un techo de cristal transparente, que también resiste la arena será colocado por encima de la cubierta principal para generar sombra y proteger a los pasajeros de las tormentas de arena. El Muadib también estaría equipado con motores de turbina de gas para propulsar sus cuatro enormes orugas.

Debido a que la temperatura en el desierto puede alcanzar y superar los 50 °C (122 °F), un sistema de refrigeración será vital para el Muadib:  “las piscinas no se calentarían, sino que se enfriarían, y un sistema de aire acondicionado regularía el flujo de aire dentro de este vehículo de crucero y un colector de agua podría recoger la humedad generada por el aire acondicionado”.

El vehículo también estaría equipado con un sistema de perforación capaz de excavar a través de las arenas y el suelo para extraer agua de fuentes de agua subterráneas para llenar sus tanques.

El Muadib podría tener una huerta interior donde los cultivos crezcan, ya que las plantas ayudan a regular la humedad en el aire y pueden proporcionar una fuente de alimento y sombra. Se asegura, que el Muadib tendría abundante agua y provisiones a bordo.

Diseñado para parecerse a un barco de crucero, el Muadib exhibiría una plataforma para la observación de las estrellas y una terraza panorámica de observación para el disfrute de todos los vastos paisajes del desierto.

El vehículo tendrá un garaje en su parte trasera, que albergaría vehículos recreativos para quienes deseen aventurarse en el medio natural. Además, se propone incorporarle drones o helicópteros resistentes a la arena y sus respectivos helipuertos. Tanto los drones como los helicópteros, permitirían explorar los paisajes de los alrededores, como los oasis.

Un laboratorio ambulante

Como ya se ha mencionado, el Muadib podría servir de ‘crucero’ turístico para explorar y visitar lugares inexplorados de nuestro planeta. No obstante, Charles Bombardier considera, que el crucero puede tener otra interesante aplicación: “podrían montarse laboratorios científicos y la ‘flota’ de Muadibs podría ser financiada por los filántropos apasionados por la Ecología, la Biología, la Geología y toda ciencia, que se relaciona con estas ubicaciones geográficas”.

El diseño virtual del  Muadib es una creación de Boris Schwarzer, quien ya ha colaborado con otros diseños en Imaginactive, como es el caso del Expreso Solar, del que nuestro medio ya se ocupara en una artículo anterior.

Publicidad