Viajar con su mascota de manera responsable

innovamag.com
Crédito de la imagen: ICSA.

Con mucha antelación al momento de preparar la mascota de la familia para sus próximas vacaciones, averigüe lo que debe hacer para que el viaje del animal sea seguro y confortable. Es preciso conocer los requisitos a cumplir para que la mascota pueda ingresar al país de destino, y lo que hay que hacer para mantenerlo protegido una vez, que haya arribado.

Precauciones

Entre los requisitos comunes para que su mascota sea admitida en otro país, citamos la vacunación contra la rabia, la desparasitación y un tratamiento para el control de la garrapata. Su mascota puede que necesite portar un microchip. Además, es posible que usted también deba presentar análisis de sangre para demostrar que su mascota no es un portador de agentes patógenos, que pueden causar la rabia, leptospirosis, leishmaniasis, ehrlichiosis y brucelosis.

“Asegúrese de que la jaula o caja, que protege a su mascota, sea aprobada por la aerolínea. Todas las líneas aéreas tienen sus propias políticas para los animales de compañía.

Más allá de los cuidados regularmente recomendados por su veterinario de confianza, es posible que su mascota deba recibir vacunas adicionales o tratamientos preventivos antes de visitar ciertos destinos. Prepárese contra los riesgos asociados a su destino específico con antelación.”

Fuente: ICSA.

Parásitos. Diferentes tipos de parásitos están presentes en todo el mundo. Climas cálidos y templados pueden albergar parásitos particularmente virulentos, que no sólo pueden causar a sí mismos la enfermedad, sino también propagar otras enfermedades.

Virus. Las enfermedades causadas por virus, tales como la rabia, pueden ser mucho más comunes en algunas partes del planeta. Estos virus pueden causar enfermedades graves, la muerte, y presentar un riesgo para los humanos.

Bacterias. Aunque todos los animales domésticos (y todos los seres humanos) albergan una gran cantidad de bacterias cuya presencia es normal, algunas bacterias pueden causar enfermedades graves. Las mascotas son más propensas a infectarse si presentan lesiones cutáneas, consumen alimentos contaminados o beben agua contaminada.

Antes de emprender su próximo, le sugerimos tratar el tema en cuestión con su veterinario de confianza y de esa forma podrá instruirse acerca de cómo proteger a su mascota de la mejor manera posible.

Fuente: ICSA.
Crédito de la imagen: ICSA.

Durante el viaje

En coche, los animales de compañía deben ser retenidos, ya sea en una jaula cerrada o mediante un cinturón de seguridad para mascotas, con el propósito de evitar que sean expulsados del vehículo en caso de accidente.

Es aconsejable realizar paradas regulares en ruta teniendo en cuenta las necesidades del animal y retenerlo con una correa -en el caso de los perros- para evitar que se escapen cuando se abra la puerta del vehículo.

Los gatos necesitan tener acceso a una caja con arena y deben disponer de momentos de tranquilidad para usarla.

Los gatos y los perros pueden sufrir mareos al ser transportados, por lo que se sugiere consultar al veterinario acerca de las opciones disponibles para evitarlos.

Si el viaje se realiza en tren, es recomendable que confirme el lugar en donde se mantendrá a su mascota. De acuerdo con la forma de viajar, es posible que pueda mantener a su mascota junto a usted. Considere también los posibles trastornos, que puedan generar su transporte, y ver de qué manera puede suministrarle la comida, el agua y pausas teniendo en cuenta sus necesidades.

En avión, es aconsejable asegurarse de que la jaula o caja de su mascota sea aprobada por la aerolínea. Muchas personas suelen plantearse la pertinencia de la administración de un sedante a su mascota durante su transporte vía aérea. Si bien esa medida puede calmar al animal, un sedante puede interferir con la capacidad de su mascota para adaptarse a los cambios de temperatura y puede suponer un grave riesgo para su salud.

Fuente: Instituto Canadiense de Salud Animal (ICSA).

Publicidad