El Expreso Solar: Un tren espacial ideado en Quebec

7340


 

Paradoxal: A la velocidad de un sueño

Imagínese realizar un viaje espacial de la Tierra a la Luna en tan solo siete horas o llegar a Marte en dos días. Para el reconocido inventor, empresario, ingeniero mecánico y diseñador industrial, Charles Bombardier, podría ser una realidad en el futuro.

Transporte del porvenir

El medio de transporte, que propone el emprendedor, nacido en la ciudad quebequense de Valcourt en 1974, es un tren espacial bautizado como Solar Express (Expreso Solar). En el futuro sería destinado para transportar pasajeros y carga a través del espacio, constituyéndose el más rápido, que cualquier sistema existente. Viajaría al 1% de la velocidad de la luz, o sea, alrededor de 3.000 kilómetros por segundo.

El nieto del célebre Joseph-Armand Bombardier, fundador de las compañías Bombardier Inc. y Bombardier Productos Recreativos (BRP, de acuerdo a sus siglas en inglés), e inventor de la motonieve, es fundador de Imaginactive, una organización sin fines de lucro “cuya misión es invitar a las próximas generaciones a imaginar nuevos medios de transporte terrestre, marítimo y aéreo para hacer circular libremente sus ideas.”

El concepto y la idea original

  • Fuente: imaginactive.org.
  • Fuente: imaginactive.org.
  • Fuente: imaginactive.org.

 
El propio Charles Bombardier, ha confirmado, que el concepto lo ha desarrollado con la ayuda del diseñador industrial Péraldi Olivier, y Boris Schwarzer, quien creó las imágenes del Expreso Solar y trabaja en Michigan (Estados Unidos) como diseñador independiente para Ford Motor Company.

Cada tren espacial se compone de seis cilindros de 50 metros de largo, los cuales pueden dividirse en compartimentos de carga, pudiéndose intercambiarlos durante el vuelo.

“En el espacio, las partes más caras de los viajes son las fases de aceleración y desaceleración. La energía necesaria para esos momentos es enorme, especialmente para algo tan pesado como un tren espacial. No obstante, una vez que el tren llegó a su velocidad de crucero, el consumo de energía sería mínimo. Esa es la idea detrás del concepto del Solar Express que nunca se detendría.”

Fuente: Imaginactive.

Paneles solares de grandes proporciones, ubicados a lo largo de la ruta del tren, podrían ser utilizados para aprovechar la energía solar, mientras que el agua obtenida de cometas podría ser utilizada por los pasajeros.

El agua recolectada también podría ser utilizada para generar hidrógeno y propelente, pero en este caso, el sistema de propulsión principal debe adoptar la forma de propulsores iónicos. Esta precisión se basa en una información proporcionada por la organización no gubernamental, que impulsa el ambicioso proyecto de transporte espacial.